lunes, 19 de julio de 2010

REDUCCIÓN DE ESTRES BASADO EN MINDFULNESS - MBSR

MBSR (en inglés): Mindfulness Based Stress Reduction 


Mindfulness ha sido incorporado en diversos contextos clínicos, terapéuticos, educativos y de investigación. El programa de Reducción de Estrés basado en Mindfulness (MBSR) fue desarrollado por J. Kabat Zinn, Ph.D en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts (hoy Center for Mindfulness) hace ya más de 30 años. Constituye un hito en la incorporación de prácticas meditativas en el campo de la salud y la medicina. De carácter experiencial y didáctico, el programa promueve el desarrollo de habilidades para enfrentar los desafíos de la vida de manera más sana: situaciones de estrés, dolor y/o de enfermedad.

El formato MBSR clásico consiste en un curso grupal de 8 semanas para participantes que se reúnen semanalmente 2.5 horas. Se agrega una jornada de práctica intensiva un fin de semana entre la sexta y séptima semana. En cada sesión se enseñan prácticas de meditación mindfulness junto a ejercicios corporales conscientes. Se incorporan diálogos exploratorios sobre las distintas experiencias y la aplicación de lo aprendido en lo cotidiano. Se trabaja en reconocer patrones de reactividad condicionados, desarrollando la capacidad de responder a las diversas dificultades de forma más sana y creativa. El programa es simple pero desafiante; requiere de motivación genuina y trabajo individual. No es un arreglo rápido a nuestros problemas. Además de la asistencia semanal se asignan tareas y prácticas diarias para la casa (45 - 60 minutos). Es una invitación a detenerse, a observar con curiosidad lo que significa estar vivos, explorar por qué sufrimos, cultivando amabilidad hacia uno mismo y los demás.

Mindfulness puede defenirsre como la experiencia y capacidad innata que tenemos en prestar atención al despliegue del momento presente (sensaciones corporales, pensamientos y emociones), sin interferir en su despliegue natural. Al suspender juicios, progresivamente nos vamos amistándonos con nuestra experiencia tal cual es. Mindfulnes es una actitud de exploración y de apertura gentil hacia lo que nos sucede momento a momento, incluyendo aquello difícil y doloroso. En lugar de control, negación, fuga o supresión, se invita a cultivar una atención amable a nuestra experiencia. Con la práctica se va estableciendo una relación compasiva con nosotros mismos, desde donde puede surgir una atención apreciativa hacia los demás.

Mindfulness constituye el "corazón" de las prácticas meditativas provenientes de la psicología budista (2500 años), cuyo fin es el alivio del sufrimiento. Esto se lograría a través de un entrenamiento progresivo y sistemático en observar la naturaleza de la propia mente y de las emociones, junto a un actuar ético basado en no dañar, en colaboración y altruismo.

La actitud meditativa cultiva un estado de ecuanimidad y aceptación frente a lo que nos sucede, en particular aquello contra lo cual habitualmente nos resistimos (dolor físico, angustia, trauma, pensamientos difíciles, tristeza). Esta actitud cultiva mayor perspectiva, mayor claridad y un progresivo trabajo en aceptación radical.








 “La calma, la visión profunda y la sabiduría sólo surgen cuando podemos reconocer verdaderamente que somos completos en este momento, sin tener que buscar, agarrar ni rechazar nada”.  
(Jon Kabat-Zinn)


En el mundo, existen más de 500 centros clínicos y/o universitarios que ya incorporan MBSR en sus actividades terapéuticas, de autocuidado y de investigación. Sus diversas adaptaciones han sido utilizadas en diversos contextos psicoterapéuticos y en espacios no clínicos tales como colegios, cárceles, la crianza, el lugar de trabajo, etc... Diversos estudios demuestran un efecto positivo en el alivio del malestar físico y psicológico, y en mejorar la sensación de bienestar general y de la calidad de vida. Se oserva una disminución de síntomas y una mejoría en la capacidad para enfrentar diversos problemas de salud y enfermedades tales como cáncer, dolor crónico, psoriasis, fibromialgia, diabetes tipo 2, ansiedad, depresión recurrente, trastornos del sueño, estrés port traumático, trastorno por déficit atencional e hiperactividad, hipertensión, enfermedad autoinmunes, enfermedad inflamatoria intestinal, entre otros. Existen correlatos psicológicos que dan cuenta de una mayor capacidad de aceptación y autoregulación. Se observan, además, cambios y mejorías en el funcionamiento inmunológico y de las estructuras y funciones cerebrales (neuroplasticidad).



Las intervenciones basadas en Mindfulness (MBI) llaman la atención de una amplia gama de profesionales, incluyendo médicos, psicólogos, kinesiólogos, educadores, investigadores, entre otros. Estamos observando el resultado de varias décadas de esfuerzo por articular ciencia y prácticas contemplativas. Este diálogo nace, en parte, del aporte de Francisco Varela (1946-2001) al cofundar el Mind and Life Institute.